Sin duda, uno de los trabajos más gratificantes es el del voluntariado: dar parte de nuestro tiempo para ayudar a otros. Hay variadas formas de vivir el voluntariado en “El Salto”:

Recepción:

Ayudar en la recepción de pacientes es uno de los voluntariados más antiguos y necesarios en nuestro policlínico. Gran parte de nuestra labor se resume en el trato amable, cariñoso y atento hacia ellos, viendo en la persona que sufre a un hijo de Dios y en esta labor las voluntarias cumplen un rol fundamental.

Voluntariado profesional:

Este es un nuevo voluntariado. La idea es contar con profesionales de la salud que puedan llevar ellos mismos su instrumental y equipo para atender. ¡Ya contamos con una psicóloga voluntaria!

Otros voluntariados: 

Ahora también contamos con voluntarias que limpian la capilla, toman exámenes de sangre y ayudan a las secretarias. También, contamos con una paisajista que está ayudando a que se vea lindo el lugar. 

¡Hay muchas formas de colaborar! Cualquier otra idea o ayuda, puede contactarse aquí con nosotros: