“Una sonrisa a tu alcance” es la promoción que nuestro Policlínico implementó durante los meses de enero y febrero, con el objetivo de que los vecinos de El Salto puedan acceder a una higiene dental más un diagnóstico completo a muy bajo costo y así motivar la prevención y el cuidado de la salud bucal. En menos de un mes, ya se han atendido a más de 45 personas que han sido beneficiados con esta promoción.

Cristóbal Tapia vino al policlínico por una pequeña carie y finalmente se realizó una higiene bucal, aprovechando nuestra promoción. “Me atendieron muy bien, desde la secretaria hasta la dentista y además me informaron de inmediato la promoción que había. Encuentro muy bueno que hagan estas cosas porque el dentista es muy caro y me parece ideal que acerquen la salud dental a las personas que más lo necesitan.”

Jhonny Colina es venezolano y lleva tres años en nuestro país. Por recomendación de una amiga llegó a nuestro policlínico para realizar tratamiento dental a sus dos hijos. Fue así como se enteró de la promoción, la cual le permitió detectar algunas caries. “Fue muy bueno haberme hecho la higiene y el diagnóstico, porque ahora sé que tengo que realizarme un tratamiento. Uno muchas veces posterga la higiene bucal por tiempo y dinero, pero si se acumula termina siendo peor, así es que me pareció muy positivo haber aprovechado esta oportunidad y ahora comenzaré el tratamiento completo”, comenta Jhonny.

Cristián Gutiérrez, es otro de los vecinos que aprovechó nuestra promoción para mejorar su salud bucal y nos da su testimonio “Estoy muy contento con todo lo que me realizaron, por el bajo costo y por la atención que tuve. Uno va al dentista cuando ya el dolor es mucho o cuando se nota estéticamente, lo que está muy mal. Oportunidades como estas ayudan a que uno tenga acceso a la salud dental de una forma más económica”, sostiene nuestro vecino.

De esta forma, invitamos a nuestros vecinos a que se acerquen al servicio dental de nuestro Policlínico El Salto o pidan su hora llamando al 226292704. No podemos olvidar que la salud bucal es fundamental para la salud integral de la persona.

¡Una sonrisa a tu alcance!

Viene el verano, las vacaciones y hay más tiempo para los chequeos médicos. Por eso, te invitamos durante enero y febrero a aprovechar los beneficios que tenemos para ti y tu familia.

Higiene Adulto o Niño

Higiene Dental + Diagnóstico: $10.000 pesos

Pide tu hora directamente en el Policlínico o llamando al teléfono: 226292704

Control Preventivo de Diabetes

¿Sabías que Chile es el país con mayor prevalencia de diabetes en Sudamérica? Por eso te invitamos a hacerte un chequeo de prevención.

Control Medicina General + Toma de Glucosa Capilar: $6.000 pesos

Pide tu hora directamente en el Policlínico o llamando al teléfono: 226215763

¡Ya sabes! Pasa la voz y estarás ayudando a tu familia o amigos a prevenir enfermedades muy comunes en Chile.

¡Te esperamos!

Llegó el merecido descanso del verano y con él, surgen nuevos panoramas para disfrutar al aire libre, especialmente junto a los niños, a quienes les encantan las tardes de piscina, de playa y si pueden pasar horas en el agua, mejor! Es por eso que el Policlínico El Salto les entrega algunas recomendaciones para tener en cuenta este verano y cuidar a toda la familia.

1- Protegerse del sol: Entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde se presenta la mayor radiación solar del día, es por eso que se recomienda protegerse con una quitasol o sombrero, aplicar bloqueador solar factor 50, usar colores claros y anteojos de sol con filtro UV.

2- Hidratarse: Las altas temperaturas pueden provocar un riesgo alto de deshidratación. Es por eso que lo recomendable es beber mínimo 2 litros de agua al día, pudiendo variar entre jugos licuados y de verduras, pero evitando las bebidas azucaradas.

3- Mantener la cadena de frío de los alimentos: Es importante mantener las óptimas temperaturas de refrigeración de los alimentos, preservando su cadena de frío y así evitar intoxicaciones alimentarias. Teniendo en cuenta que una vez descongelados, los alimentos no pueden volver a congelarse y deben ser consumidos o desechados. Tener especial cuidado con los lácteos, pescados, mariscos y fiambres.

4- Cuidarse de los cambios de temperatura por el aire acondicionado: El exceso de aire acondicionado y los cambios de temperatura pueden provocar resequedad de las vías respiratorias, crisis de asma, tos, neumonía e infecciones respiratorias. Es por eso que te aconsejamos usarlo con moderación.

5- Cuida tu alimentación: Aprovecha las frutas y verduras de la temporada. Elabora comidas más naturales como guisos, tortillas de verduras, sopas de verduras. Llévate a la playa un picnic más saludable, como cerezas, frutillas, arándanos, duraznos o sandía. De esta forma, evitarás colaciones con grandes cantidades de azúcar y grasa como las palmeritas, los churros o el helado.

Así, los invitamos a tener un verano saludable y entretenido. ¡Sigue nuestras recomendaciones y disfruta de un descanso de forma responsable!

En respuesta a la necesidad de otorgar instancias de recuperación y rehabilitación a personas con adicción al alcohol y a sus familias, es que el Policlínico El Salto cuenta con el Programa Ambulatorio Intensivo, más conocido como PAI. Un tratamiento que dura dos años, en que los pacientes asisten a terapias grupales semanales, talleres, terapias psicológicas y controles psiquiátricos.

El programa está a cargo del psiquiatra Dr. Tomás Middleton, el cual trabaja con un equipo de especialistas. Además de la labor de los profesionales, los pacientes cuentan con el apoyo de un grupo de orientadoras y consejeras familiares que voluntariamente colaboran en su proceso de rehabilitación, cumpliendo desde tareas administrativas, hasta el importante rol de apoyo y acompañamiento a sus familias. Ellas son: Nora Aramburu, Elizabeth  Silva y Rosa Titelman.

Nora Aramburu trabaja como voluntaria del PAI desde el año 2011, su trabajo consiste en armar la agenda de los profesionales, citar pacientes y sus familias, confirmar horas y realizar pre entrevistas de posibles pacientes. “Al poco andar y viendo el esfuerzo que los pacientes realizan por salir adelante, uno se va comprometiendo cada vez más, no puedes dejar de ir viendo que ellos trabajan día a día por sobreponerse a su enfermedad”, cuenta Nora.

Nuestra voluntaria asegura que para ella ha sido un privilegio este voluntariado, por todo el aprendizaje que conlleva. “Los pacientes te enseñan un montón de virtudes, son agradecidos y su compromiso te obliga a ser responsable, lo cual me hace muy feliz. Me siento útil aportando mi grano de arena a su recuperación”, agrega Nora.

Por su parte, Elizabeth Silva trabaja desde el año 2015 como voluntaria. Su labor consiste en brindar apoyo terapéutico desde la mirada sistémica a la familia o parejas de los participantes del programa que lo requieran, ayudando a resolver conflictos al interior de la familia producto del consumo de alcohol o drogas.

Elizabeth cuenta que este voluntariado ha sido una instancia de aprendizaje inmenso respecto de lo que significa para los pacientes y sus familias el tener algún tipo de adicción. “El  trabajar en un equipo tremendamente humano, de gran generosidad y sentir que puedo aportar un pequeño granito a que otras personas puedan vivir mejor y ser más felices, ha sido muy rico”, asegura.

Rosa Titelman trabaja hace dos años en el voluntariado del PAI. Llegó a él por Nora, quien la invitó a ser parte de esta labor y la motivó a trabajar en conjunto. Rosita trabaja con Elizabeth en el acompañamiento de los pacientes y sus familias, apoyándolos en todo el proceso de rehabilitación.

“Para mí ha sido maravilloso trabajar en el PAI. Es conocer un grupo de gente donde las personas importan. Se siente mucha pena cuando recién llegan, por el estado en que se encuentran y mucha alegría cuando logran rehabilitarse. Y cada paso que van dando es una satisfacción enorme. Ellos aprenden a vivir distinto y la familia cambia radicalmente. Cuesta mucho, pero uno que salga de la adicción vale la pena”, cuenta Rosita.

Ellas son las tres voluntarias que desinteresadamente trabajan en la recuperación de las personas y sus familias, entregando una sonrisa, sus virtudes y habilidades para mejorar la calidad de vida de los pacientes del PAI. Porque tal como asegura Nora, “un paciente dado de alta, es una familia entera que sale adelante con una mejor vida y esperanzas en el futuro”.

 

Entregar apoyo integral a las familias de Recoleta es el objetivo principal del Policlínico El Salto y para lograrlo, no sólo contamos con un equipo de profesionales altamente comprometidos, sino que también con un grupo de voluntarios que dedican parte de su tiempo en esta gran labor, quienes, con un trato amable, cariñoso y atento, reciben a los pacientes que día a día nos visitan ayudando en diferentes actividades y tareas.

Una misión que deja muchas más satisfacciones al espíritu de lo que cada uno puede entregar de su tiempo. Es por eso que el jueves 9 de noviembre se realizó una Misa de Acción de Gracias y una pequeña recepción a la que asistieron voluntarias, pacientes, profesionales y trabajadores de nuestro policlínico como una forma de agradecer la labor que ejercen. En esta oportunidad se hizo un reconocimiento especial a las voluntarias que más tiempo han trabajado con nosotros.

Isabel Vial y Sagrario Manterola son dos de nuestras voluntarias, quienes, a través de distintas labores, ayudan al Centro de Apoyo a la Familia y Policlínico El Salto.

Isabel Vial asiste todos los martes en la mañana, trabajando codo a codo con Silvana Beyzaga, recepcionista del Servicio Dental, ayudando a los pacientes en todo lo que ellos requieran. “Lo más importante aquí es atender y recibir bien a las personas, porque ellos lo notan inmediatamente. Yo llevaba como dos semanas aquí trabajando y llega un señor mayor con un paquete de galletas de regalo para mí, porque yo había sido amable con él. Entonces ahí te das cuenta de que entregas un granito de arena con un poco de tu tiempo y puedes hacer feliz a las personas, para que salgan contentos del policlínico”, dice Isabel. Asegura que lo más importante es que ellos sientan que los atienden con cariño, a la hora que corresponde y con el mejor trato que se pueda entregar.

Nuestra voluntaria del área dental siempre tuvo la inquietud de trabajar en algo social y al momento de jubilarse, decidió dedicar su tiempo a esta labor. “Me encanta trabajar con la gente y me encanta ayudarlos, especialmente a las personas que necesitan un apoyo, la persona que incluso necesita que tú la lleves del brazo. Esto es una cosa que a mí por lo menos me llena el alma, por eso invito a todos quienes puedan y quieran colaborar, a ser parte de este voluntariado.”

Sagrario Manterola es enfermera y trabaja todos los martes y jueves en el policlínico. “Yo soy española y cuando llegué a Chile, me invitaron a venir al Policlínico y desde el primer día  me enamoré,  ya llevo 16 años viniendo. Esto me ha dado mucho más de lo que yo he podido dar de mi tiempo. Me ha dado muchísimas alegrías, compensaciones, me enamoré y hasta el día que me muera estaré aquí”, asegura Sagrario. Su misión consiste en tener el orden en el Botiquín y mantener un registro clasificado de todos los medicamentos que los médicos receten. También velar por contar con lo necesario para las campañas que se hacen durante el año como las de alergia o bronquiales. Sagrario hace un llamado, pues asegura que hacen falta manos para este trabajo, tanto para los fármacos de los pacientes del policlínico, así como también para las diferentes campañas de donación de colegios. Tarea que va desde la revisión de las fechas de expiración, dosificación y clasificación, hasta la compra de los medicamentos que hacen falta.

De esta forma, los invitamos a ser parte de esta linda misión, ya que existen muchas tareas en las que se puede ayudar para así aportar a las personas que lo necesitan.

¡Agradecemos a todos nuestros voluntarios por su gran generosidad!